martes, 28 de abril de 2009

ARDOR Y DOLOR EN LA VAGINA



Es muy importante para nosotras el conocimiento del cuerpo y los mecanismos físicos del sexo, ya que es esencial a las mujeres entender todo sobre su respuesta sexual.

El sexo doloroso puede ser causado por vestibulitis vulvar, vulvadinia, o vaginismo. El ardor y el dolor punzante se asocian con vestibulitis vulvar o vulvadinia. La falta de sensación puede disminuir el deseo de una mujer, y puede estar relacionado con factores hormonales, la lesión perineal, y la cirugía pélvica.

Vaginismo es la imposibilidad de realizar el acto sexual

El vaginismo envuelve espasmos dolorosos de la musculatura vaginal, que pueden ocurrir durante o en anticipación de la penetración.

El vaginismo es la imposibilidad de realizar el acto sexual, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina. En algunos casos, las mujeres que padecen vaginismo pueden gozar de los juegos sexuales, e incluso alcanzar el orgasmo siempre que no se produzca el coito.

La mayoría de las causas del vaginismo son psicológicas. La falta de información sexual o falta de comunicación, que conducen al miedo o temor; experiencias traumáticas, violación, abusos sexuales, miedo al embarazo y el temor a contraer enfermedades de transmisión sexual.

Vulvodinia, Vestibulitis Vulvar y Dolor Vulvar

La vulvodinia es un término médico reconocido, usado para describir a mujeres con dolor vulvar inexplicado. Está definida como una molestia o dolor vulvar de larga duración, caracterizada por ardor, punzadas, irritación o resequedad.

Debe ser diganosticada por un doctor familiarizado con la condición, el cual debe descartar otras causas de dolor vulvar.

Dolor al tocar la entrada de la vagina

La vestibulitis vulvar es un subgrupo de mujeres con vulvodinia, quienes sienten mayormente dolor al tocar la entrada de la vagina. Esto ocurre comúnmente durante el sexo o la inserción de tampones.

Tanto la vulvodinia como la vestibulitis vulvar son condiciones físicas reales, y pueden causas molestias considerables a la vida de quienes afectan. Los tratamientos disponibles varian de médico a médico y no hay una única cura efectiva. El dolor que sienten las mujeres es individual y diferentes tratamientos pueden ayudar a distintas mujeres.

Ahora que ya lo sabes, el mejor consejo: Consulte a su médico si usted padece de dificultades del deseo sexual.

fuente: diariofemenino.com/mariaclara

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada